El balance general del proyecto ha sido excelente, tanto por la cantidad de pacientes tratados como por la calidad de los mismos.

Para los que les gustan las cifras:

Grupo dentistas: 302 pacientes, prácticamente todos con multitratamientos (extracciones, obturaciones, cirugías, endodoncias, tartrectomías…)

Grupo protésicos: 55 pacientes, 97 prótesis. Gracias a la colaboración de 2 protésicos senegaleses, Ibrahima y Abdoulaye, 2 auténticos cracks!

Grupo médicos: 244 visitas, 75 curas, 8 urgencias. Sensibilización a la población sobre la importancia de la higiene y talleres sobre el método de purificación de agua (SODIS)

Grupo educadores: Sensibilización en la escuela de Missirah a cerca de la importancia de la prevención en la salud buco-dental. 446 cepillos entregados a todos los alumnos de la escuela "francesa" de Missirah. Recalcar que la gran mayoría de los cepillos que se donaron fueron ofrecidos por los alumnos de diferentes CEIP de Mallorca (na penyal coll den Rabassa, Ariany, La soledad, Mitjorn Ca´s Concos).

Grupo técnicos: Innumerables actuaciones tanto en los vehículos DSR como en la aparatología odontológica/logística. Destacar que este año tuvimos radiovisiografía (radiografías en el ordenador sin necesidad de revelar), un magnífico equipo de aspiración, material rotatorio en buenas condiciones, etc. Todo funcionó a la perfección... Incluyendo una ducha glamourosa con bombilla incluida que avisaba cuando estaba ocupada!
Los últimos días incluso se embarcaron en la misión de construir un mini hangar para proteger a los vehículos de las inclemencias meteorológicas de la zona....

No obstante, el trabajo de DSR va mucho más allá del número de pacientes, del hacer un empaste, sacar una muela o hacer una prótesis. Es el dar y el recibir, el darse cuenta de la relatividad de las cosas, de cómo cambia el ritmo del tiempo, de la importancia de comer en familia y sin la tele encendida, de solidaridad, de compartir, que el whatssap está bien, pero tampoco es tan necesario, de reír, de bailar, de emocionarse, de vivir!

Un año más, todos los voluntarios han sido eso, voluntarios que no solo han trabajado “como blancos” sino que se han pagado su billete y han renunciado a muchas cosas para tener esta experiencia, no obstante todos coincidimos en que ha valido la pena. ¡Vaya si la ha valido! Todos coincidimos en que uno se lleva más de lo que da.

Una gran experiencia apta para espíritus inquietos con ganas de sentir.

A baraka Missirah

A baraka DSR.

Pd: Miles de gracias a todos quienes lo hacéis posible!


SPONSORS PROYECTO

SPONSORS


Scroll to Top